El desgarrador testimonio de la madre de Fernando Báez Sosa en la primera jornada de juicio


María Graciela Sosa Osorio, madre de Fernando Báez Sosa, joven asesinado a golpes el 18 de enero del 2020 en un boliche de Villa Gesell, declaró durante la primera jornada del juicio oral que tiene lugar en Dolores. En un testimonio que emocionó a todos, sostuvo que su hijo «era un ángel que trajo felicidad» a su familia.

En este sentido dijo no comprender como otros chicos de la edad de su hijo, en relación a los ocho rugbiers imputados por el homicidio, lo atacaron de esa manera.

Éramos inseparables. Éramos una familia feliz, humilde, que tratamos de inculcar los mejores valores a nuestro hijo. Era un chico muy sacrificado, desde chiquito«, comentó frente al Tribunal Oral en lo Criminal 1.

En la misma línea agregó: «No comprendo, y nunca aceptaré, cómo chicos de la edad de Fer le hayan hecho esto. Lo atacaron por la espalda, lo tiraron por el piso. Le reventaron la cabeza, ese cuerpito que yo lo tuve nueves meses en mi panza».

«Cuando entré en la morgue el cuerpo de Fer estaba todo destrozado, su cabeza destrozada, quise abrazarlo. No puedo creerlo hasta hoy y yo lo sigo esperando», dijo Graciela, quien dijo: «Estoy muerta en vida, nada tiene sentido para nosotros».

Fernando Báez Sosa

«Estoy muerta en vida, nada tiene sentido para nosotros»


«Estuvimos en Navidad los dos solos con Silvino (papá de Fernando), hoy no había nada para festejar en la casa. Éramos siempre los tres juntos, éramos inseparables, éramos una familia feliz, humilde que tratamos de inculcar los mejores valores a nuestro hijo».

Sobre la madrugada del 19 de enero recordó que sonó el teléfono y ella atendió, se trataba de la madre de un compañero de su hijo que le avisaba que algo le había pasado. Preocupada despertó a su esposo y le dijo que tenían que ir inmediatamente a Villa Gesell porque su hijo había tenido un accidente.

Algunos minutos más tarde un comisario llamó a Graciela quien le pasó el teléfono a su esposo. Cuando terminó la llamada, le dijo: «Fernando murió».

«No tuvieron piedad, era un ser humano, me duele tanto lo que le hicieron, le llamaban negro. Me quedé sin nada», aseguró Graciela, quien cuestionó «cómo puede un ser humano discriminar de esa manera» al haberlo matado.

De acuerdo a lo publicado por Ámbito, el tribunal rechazó dos planteos de nulidad realizados por la defensa de los rugbistas por lo que el debate continuará y no será suspendido. 

Tras dos recesos para tratar los dos planteos del defensor Hugo Tomei, los integrantes del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 de Dolores resolvieron de manera unánime no hacer lugar a las nulidades debido a que ambas cuestiones ya habían sido planteadas y no admitidas durante la instrucción de la causa, luego ante la Cámara de Apelaciones de Dolores y más adelante ante el Tribunal de Casación.

Anterior Impactante: Así es el lugar donde cayó el médico Eduardo Díaz tras el fuerte temporal
Siguiente El 2023 comienza con subas, entérate qué servicios son más caros desde enero