El Gobierno supervisa el monitoreo de la calidad del agua en Rivadavia


La ministra de Desarrollo Social, Verónica Figueroa, junto al secretario de Asuntos Indígenas, Luis Gómez Almarás y representantes de Fundapaz participaron en las acciones de monitoreo en esta comunidad a 460 kilómetros de la capital salteña. 

La operación de las estaciones se realiza a través de diferentes instituciones públicas y privadas con las cuales se establecen alianzas estratégicas para llevar a cabo esta tarea.

Las tareas de observación y análisis son posibles a través del trabajo de articulación que se realiza a través de la Mesa del Agua para el Chaco Salteño, que resultó en la entrega de equipos cedidos por la Organización Panamericana de la Salud  para la implementación de siete estaciones de monitoreo.
 

El Gobierno supervisa el monitoreo de la calidad del agua en Rivadavia

Esta medición se suma a los trabajos iniciados recientemente en Santa Victoria Este, en la comunidad La Esperanza, hasta Rancho El Ñato.

Al respecto la Ministra sostuvo que son trabajos que se realizan en especial en la zona de emergencia en función de garantizar el acceso al agua segura y manifestó su alegría por la implementación de estas estaciones de monitoreo y que «la idea es que la sociedad entienda que son muy importantes para garantizar el acceso al agua segura».

Los equipamientos e insumos recibidos formalmente por la Secretaría de Asuntos Indígenas, permiten constituir la primera experiencia en el país de estaciones descentralizadas y que trabajen de manera conjunta entre el Estado y la sociedad civil.

La operación de estas estaciones se realiza a través de diferentes instituciones públicas y privadas con las cuales se establecieron alianzas estratégicas para llevar a cabo esta tarea.

Histórico e innovador

Enzo Romero, técnico de Fundapaz sostuvo que el trabajo realizado permite visualizar, comparado a un análisis de agua usual, en tiempo más ágil y más real. «Una muestra se toma una mañana, entra el mismo día al laboratorio y una técnica capacitada puede dar respuesta en dos días o menos tiempo», detalló y recordó que por las distancias a los laboratorios -en Salta capital- ese tiempo antes se multiplicaba exponencialmente.

Además indicó que se realizan análisis físicos, químicos y biológicos, como la detección de coliformes totales o escherichia coli y sostuvo que son «parámetros importantes para informar a las familias, proveyendo el conocimiento y la alerta, para mejorar el acceso de las familias al agua». 

Por su parte, el referente de comunidades wichi locales, Leonardo Saravia agradeció a la ministra, al secretario de Asuntos Indígenas y al equipo de Fundapaz. «Estoy contento de tener estos materiales, que representan el trabajo del gobierno de la Provincia. Es un tema fundamental para que nosotros tengamos en claro las condiciones del agua», expresó. 

En tanto que Néstor Monte, cacique de la comunidad wichí «Lote 8», e integrante de la organización Zonal Wichi, -que integra 17 comunidades del circuito de Los Blancos- indicó:  «Tanto la comunidad indígena como el pueblo siempre han querido saber si el agua es apta para consumo o si a la larga podría generar algún problema de salud. El acompañamiento de la Provincia facilitó equipo para que sepamos si es segura y apta para consumir. En 35 años, nunca hubo esa posibilidad y creo que hoy por hoy, es un caso único», sostuvo.

El Gobierno supervisa el monitoreo de la calidad del agua en Rivadavia


Fuente: Secretaría de Prensa y Comunicación

Anterior Las obras de “Lugares Mágicos” en Seclantás tienen más de un 90% de avance
Siguiente Estafador jujeño intentó comprar un celular con una tarjeta robada