Mineros volvían a Aguaray, los alojaron en Capital y denuncian mala atención


Se trata de trabajadores que retornaban desde Santa Cruz. Dijeron que al llegar al acceso a Salta, los derivaron a una casa de retiro en zona norte y recién les avisaron que quedaban aislados. Denunciaron que no los revisan, no tienen toallas, jabón y la comida se da a deshora.

Trabajadores golondrinas que provenían desde una mina ubicada al sur del país, los cuales se dirigían al norte provincial para cumplir con la cuarentena, reclamaron que fueron aislados en una casa de retiro de la ciudad de Salta de forma imprevista y que no estarían recibiendo buenos tratos, dicen que no los atienden bien y que les sirven en deshora la comida, la cual a veces no la tuvieron.

Ceferino es uno de estos trabajadores, quien en comunicación con InformateSalta, dio a conocer los detalles de lo que les ocurrió: “Estábamos trabajando en una minera en Santa Cruz, allí empezamos con la cuarentena donde nos tomaban la temperatura día y noche, conseguimos todos los permisos y papeles para llegar hasta nuestras casas, en Aguaray, por lo que salimos 18 personas en un colectivo con destino a Salta”.

Tenían previsto llegar hasta Aguaray el día 27 entrada la noche. Según su itinerario, al pasar Metán, debían bajarse en Lumbrera y desde allí ir en remises hacia Aguaray. Sin embargo al llegar a Metán “un policía le dice al chofer que no podía parar, no lo dejaron, solo le permitieron que se dirija al ex peaje Aunor, que ahí nos iban a poder bajar, sino nos hacían una multa y una causa penal”.

cuarentena control acceso ruta

Con esa advertencia fueron hasta el acceso a Salta. Al llegar se entrevistan con un policía del control vehícular, a quien le avisan que unos remises los esperaban para ir hasta el norte. “El policía nos dijo que no, que teníamos que irnos a alojar y al día siguiente recién podíamos viajar”, relató Ceferino. Tras tomarles todos los datos, los llevaron a alojarse a una casa de retiro, ubicada en Castañares.

Al llegar, Ceferino preguntó a qué hora los iban a dejar retirarse al día siguiente, para así avisar al transporte que los iba a llevar a Aguaray. “Ahí nos dijeron que no nos podíamos retirar, que nos íbamos a quedar 14 días, nos dieron una pieza y aquí nos dejaron”, precisó.

Según su testimonio, en estos tres días de aislamiento la pasaron mal: la primera noche no les brindaron una cena, en las piezas no tenían toallas, tampoco jabón para bañarse y la comida se las dan a deshora. “Ayer la merienda nos la dieron a las 16, hoy el desayuno a las 12 y a las 13 la comida”, dijo.

Si bien trataron de comunicarse con un encargado, un responsable o alguien a cargo, nadie les responde. “Le preguntás algo a alguien pero no te responden, nos dijeron que tenía que venir un doctor a vernos pero nunca vino nadie, si asomamos la nariz por la puerta nos gritan que volvamos para adentro”, denunció. A esto sumó que en la mañana les arrojaron debajo de la puerta un papel con las “normas de convivencia”, diciendo que debían quedarse las 24 horas en la pieza, de lo contrario tendrán sanción de la Policía. El papel, según su testimonio, está firmado por el secretario de Servicios de Salud, Antonio de los Ríos.

Con este malestar, afirmó que desde Epidemiología de Aguaray están intentando que los dejen seguir con la cuarentena en su comuna, pero sin éxito. Desde la empresa también se están comunicando con él y los otros trabajadores que llegaron desde la mina, para tratar de solucionar su situación. Finalmente agregó que hay otros salteños del interior aislados en el mismo inmueble.

Anterior DIPUTADOS PODRÁN USAR LA TECNOLOGÍA PARA SESIONAR
Siguiente Excepción a la hotelería: “Necesitamos que no pare la maquinaria productiva”